El cojo de Inishmaan

Llega a Madrid la versión de la exitosa obra de El cojo de Inishmaan

cojo_inishmaan_escena_07La tragicomedia de Martin McDonagh que Gerardo Vera trae al Teatro Español se vertebra mediante una capa de humor cáustico que sirve de parapeto a los habitantes de Inishmann. Las exageraciones caricaturescas llevadas al límite de la crueldad, la colección de coletillas, de motes, de comparaciones odiosas, de sinceridad hiriente esconden la dureza de una tierra de la que da buena cuenta el famoso realizador Robert J. Flaherty (conocido por su cinta Nanuk, el esquimal) en un documental que pretende rodar en las islas de Arán. La aridez del terreno, la humedad y el viento, la dureza, en general, de ese clima contrasta con las vidas aparentemente simples de los personajes de El cojo de Inishmann; más, incluso, si la escenografía peca de austera. Por eso, quizás, no seamos muy conscientes del modo de vida de aquellos individuos que no paran de tirarse los trastos a la cabeza y que acaban siendo gentes entrañables, para un lugar demasiado agreste.

En el documental de Flaherty, Hombres de Arán —del que podemos ver un fragmento del final en la propia representación—, observamos los modos de supervivencia de los irlandeses de 1934, la manera que tienen de enfrentarse a un mar ingrato y embravecido. Dentro de su método de supervivencia, está ese sentido del humor: negro, pero a la vez infantil, taponador de carencias, de miedos, de incertidumbres y de cierta minusvaloración de lo que son aquellas gentes. De ahí que se quieran autoafirmar cada uno de ellos con aquella frase de: «Irlanda no debe estar tan mal si…» a la que le añaden un visitante francés, la llegada del documentalista y otras tantas virtudes de su tierra querida.

La versión de José Luis Collado consigue trasladar con generosidad al castellano cada uno de los exabruptos, dichos y chistes para que en ningún momento chirríen las interpretaciones de un elenco donde los más jóvenes poseen un empaque envidiable. Empezando por Irene Escolar que se mueve con soltura por todo el escenario, como una pizpireta con lengua viperina empeñada en romper huevos (todo un símbolo de su incapacidad para madurar). Luego, Adam Jezierski nos regala la gracia de un muchacho tontorrón adicto a los caramelos y obsesionado con la adquisición de un telescopio (todo un símbolo de su curiosidad sin salir de su pueblo). Finalmente, Ferran Vilajosana es Billy el Cojo, el gran protagonista, el tullido, el enfermo, el huérfano siempre acompañado de sus libros (todo un símbolo de sus ansias por escapar, como así lo intenta), aficionado a observar la quietud de las vacas. Esta presencia tan preponderante de los muchachos da un toque excesivamente juvenil a una obra que trabaja en el fondo con unas historias amargas, llenas de desencanto. Historias que tratan del misterioso pasado de Billy, de sus padres y de por qué vive con sus tías: Kate y Eileen, interpretadas por Marisa Paredes y Terele Pávez en un tono de complicidad extraordinario.

El cojo de Inishmaan es un texto que no debe quedar eclipsado por el lenguaje y el humor tan abusivo; es una obra con múltiples lecturas. Por eso merece la pena.

El cojo de Inishmaan

Autor: Martin McDonagh

Versión y traducción: José Luis Collado

Dirección: Gerardo Vera

Reparto: Marisa Paredes, Terele Pávez, Enric Benavent, Ferran Vilajosana, Adam Jezierski, Irene Escolar, Marcial Álvarez, Ricardo Joven y Teresa Lozano

Escenografía y vestuario: Alejandro Andújar

Iluminación: Juan Gómez Cornejo

Música original: Luis Delgado (con la colaboración de Garret Wall)

Vídeoescena: Álvaro Luna

Jefe técnico: David Hortelano

Ayudante de dirección: José Luis Arellano

Jefe de producción: Jair Souza-Ferreira

Prensa: José Luis Collado

Fotografía y diseño: Javier Naval

Construcción decorado: Odeon Decorados

Realización vestuario: Ángel Domingo

Producción ejecutiva: Víctor Fernández Guerra

Producción Teatro Español y Grey Garden

Teatro Español (Madrid)

Hasta el 26 de enero

Calificación: ♦♦♦

Texto publicado originalmente en El Pulso.

Anuncios

One thought on “El cojo de Inishmaan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s