El sueño de una noche de verano

La obra de Shakespeare es llevada al terreno del animismo coreano en la puesta en marcha del ciclo “Una mirada al mundo” del Centro Dramático Nacional

Foto1_Jisun-Park_suenonocheveranoDesde hace varios años el cine coreano ha logrado un gran predicamento en los festivales y en las salas europeas. Si dejamos de lado las cintas de ultraviolencia filmadas por Park Chan-wook, sus dramas o comedias no reprimen momentos de un humor que posee rasgos infantiles y naifs (muy similar, en ocasiones, al francés). Lo que el Centro Dramático Nacional ha traído al María Guerrero para inaugurar su ciclo «Una mirada al mundo» es, en realidad, uno de esos productos teatrales que funcionan muy bien en la calle, que divierten a niños y mayores, y que no aspiran a la más mínima trascendencia. Lo que presenta la compañía Yohangza Theatre puede ser El sueño de una noche de verano o una de sus cientos de fábulas animistas. El texto de Shakespeare queda reducido a su mínima expresión argumental y hasta en eso hay variaciones.

Desde el principio las intenciones por agradar al público (qué fácil es imaginarse todo esto representado en una plaza) son imperantes. Un discurso de bienvenida y agradecimiento leído en castellano (el guiño con el idioma será otra constante; no dudan en emplear el español en decenas de frases intercaladas con el coreano a lo largo de toda la obra con la intención, claro, de hacer reír). Por supuesto, aplausos provocados antes, durante y después (comprobaron en sus propias carnes que el público de Madrid es duro, muy duro de pelar).

Los coreanos decoran al bardo inglés con su folclore animista, donde en uno el bosque es poblado por duendes y hadas, en los otros habitan los dokkebi, unos espíritus maliciosillos, juguetones y muy libidinosos. Es más, la obra se centra fundamentalmente en estos seres y en sus tretas. Las parejas de amantes y sus equívocos entrecruzamientos, protagonistas, en teoría, apenas poseen presencia escénica. Esto genera una simplificación excesiva que se pretende suplir con la demostración de las habilidades artísticas y gimnásticas del reparto. Desde luego, en este apartado es en el que verdaderamente se lucen. Son capaces de cantar, de bailar, de gesticular hasta el paroxismo, de arrastrar una función coreografiada desde el principio hasta el final en secuencias maravillosas. Recrean un bosque con sus propios cuerpos, ejecutan una lucha de taekwondo, danzan como si flotaran por la superficie de una charca. A todo ello le añaden música en directo interpretada con instrumentos tradicionales, aunque también incluyen bases pregrabadas de estilo más electrónico. También le suman un lanzamiento de pulseritas fluorescentes previo griterío forzado del personal, que se concatena con la más forzada todavía salida de una chica del público a escena como una especie de interludio jocoso en el que, en realidad, no ocurre nada relevante ni gracioso, más allá del ridículo que siente la “protagonista”. Es necesario añadirle a todo este entramado, los frecuentes toques escatológicos que suelen formar parte del humor coreano.

En definitiva, El sueño de una noche de verano, reducido a hora y media de habilidades artísticas, de actores muy capaces de llevar a cabo un espectáculo familiar, bonito y entretenido, que fue presentado durante los Juegos Olímpicos de Londres y que no creo que esté destinado a espacios como el María Guerrero y su público potencial. Esto no quita el mérito, que lo tienen y mucho, a todos los componentes de Yohangza.

El sueño de una noche de verano

Autor: William Shakespeare

Dirección: Jung-Ung Yang

Reparto: Sang-Bo Kin, Kyoung-Hoon Choi, Jin-Gon Kim, Seung-Hae Nam, Hyun-Seok Chang, Jin-Kyung Lee, Chan-Hee Cho, Ha-Jin Park y Ji-Youn Kim

Escenografía: Eun-Kyu Lee

Vestuario: Myoung-Ah Lee

Iluminación: Kook-Koon Yeo

Coreografía: Yun-Jung Lee

Caracterización: Sun-Hee Lee

Música: Eun-Jung Kim

Diseño de sonido: Bum-Hun Lee

Producción: Yohngza Theatre Company

Teatro María Guerrero (Madrid)

Hasta el 27 de septiembre de 2015

Calificación: ♦♦

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s