El sueño de una noche de verano

La obra de Shakespeare es llevada al terreno del animismo coreano en la puesta en marcha del ciclo “Una mirada al mundo” del Centro Dramático Nacional

Foto1_Jisun-Park_suenonocheveranoDesde hace varios años el cine coreano ha logrado un gran predicamento en los festivales y en las salas europeas. Si dejamos de lado las cintas de ultraviolencia filmadas por Park Chan-wook, sus dramas o comedias no reprimen momentos de un humor que posee rasgos infantiles y naifs (muy similar, en ocasiones, al francés). Lo que el Centro Dramático Nacional ha traído al María Guerrero para inaugurar su ciclo «Una mirada al mundo» es, en realidad, uno de esos productos teatrales que funcionan muy bien en la calle, que divierten a niños y mayores, y que no aspiran a la más mínima trascendencia. Lo que presenta la compañía Yohangza Theatre puede ser El sueño de una noche de verano o una de sus cientos de fábulas animistas. El texto de Shakespeare queda reducido a su mínima expresión argumental y hasta en eso hay variaciones. Sigue leyendo