Regreso al hogar

Teatro Tribueñe presenta el texto del nobel Harold Pinter bajo una perspectiva sórdida

Regreso al hogar - FotoEl Pinter que ha montado Irina Kouberskaya en el Teatro Tribueñe es una versión emponzoñada de Regreso al hogar. Se podría tildar, desde otra perspectiva, como feminista. Desde el principio, cuando una serie de imágenes en blanco y negro termina con la famosa fotografía Mujer migrante de Dorothea Lange, podemos reconocer una llamada de atención acerca de la cuestión femenina (en un sentido tan amplio que alcanza la religión, la mitología, el sexo y la maternidad). Lo cochambroso se esconde detrás de esa proyección: varios tronos (un gran acierto escénico, y que ofrece bastante juego y dinamismo), con váter incluido, giran para mostrarnos a cuatro de los protagonistas en plena tarea defecadora. Con voz de cazallero, Fernando Sotuela, en el papel de Max, comienza a discutir con Lenny, su hijo. Ese tono amenazante, y casi de gángster, impregnará la interpretación de los varones (a excepción de Joey, que bastante tiene con su tartamudeo), y provocará una agresividad, a veces forzada, que acrecentará el sentimiento de rechazo hacia unos hombres movilizados por la putrefacción de sus entrañas. Después llega Sam, hermano de Max y el «mejor chófer del mundo», encarnado por Miguel Ángel Mendo. Revolotea con sus puños en movimiento, el pobre Joey, un muchacho con pocas luces incapaz de articular más de una frase. Juguetean con sus tronos a modo de autos locos, esputan rencor en cada una de sus alocuciones y traen el pasado con una mezcla de orgullo propio, debido a insignificantes hazañas, y agria conciencia de su devenir. Cuando aterrizan en esa casa suburbial del Londres de los sesenta Ruth y Teddy, una especie de esperanza, de revulsivo huraño y bestial, a la vez, surgen de cada uno de los habitantes de esa estancia. Teddy es Pedro Alvir, un doctor en filosofía en Estados Unidos que vuelve a su casa después de seis años sin dar apenas señales de vida, pero que no es capaz de responder a ninguna cuestión que no trate exclusivamente de su «especialidad» (en definitiva, nada. La filosofía no ofrece respuestas). A pesar de su formación, termina hablando y comportándose de forma similar a los componentes de su familia. Ella es Irene Polo, un personaje absolutamente contradictorio, de una complejidad extenuante, que exige al espectador situarse del lado alegórico si no se quiere sentir verdadera repulsa por todas las insinuaciones, tocamientos e, incluso, violaciones que de forma un tanto espontánea y «normal» recibe. Debemos observarla como una Deméter o una Gea o una Lilith, alguien que debe dirigir el sexo de aquellos cabestros, pero también indicarles el camino hacia la sensibilidad plenamente humana, para ello habrá de plantarse in puris naturalibus, en un estado primigenio, en un regreso al hogar fértil y seminal. Alguien, en definitiva, que sustituya a esa madre-esposa que falta en la vivienda donde anidan la persistente animalidad y el egoísmo.

La directora nos ofrece una mirada arriesgada y visceral de un texto que carece de la mayoría de los excesos que se muestran en el Teatro Tribueñe, pero que se justifican en una cohesión estética que permite vislumbrar la labor creativa de alguien que ha querido indagar en el lado perverso de los personajes que un día ideó Harold Pinter.

 

 

Regreso al hogar

Autor: Harold Pinter

Traducción: Miguel Ángel Mendo

Dirección: Irina Kouberskaya

 

Reparto: Fernando Sotuela, Irene Polo, David García, Miguel Pérez-Muñoz, Pedro Alvir y Miguel Ángel Mendo

Escenografía: Irina Kouberskaya y Eduardo Pérez de Carrera

Diseño de luces: Eduardo Pérez de Carrera y Paula Sánchez

Coreografía: Irina Kouberskaya

Vestuario: Talleres Tribueñe

Técnico de sonido: Antonio Sosa

Teatro Tribueñe (Madrid)

Viernes y sábados de febrero

 

Calificación: ♦♦♦♦♦

Texto publicado originalmente en El Pulso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s