Equus

Carolina África lleva el célebre texto de Peter Shaffer al Teatro Infanta Isabel. Un caso real sobre un muchacho, que estaba sometido por los dogmas familiares y que llegó a punzar los ojos de varios caballos

Equus - Foto
Fotografía de Geraldine Leloutre

Vayamos mucho más allá de los desnudos integrales que siempre se asocian a esta obra. Natalio Grueso ha querido llevar el texto que Peter Shaffer escribió en 1973 a nuestro presente más inmediato, es decir, con los móviles en la mano y el canturreo de algunos jingles publicitarios muy reconocibles. No obstante, se ha olvidado de darles credibilidad a una madre que parece surgida de una secta ultracatólica; y a un padre «impresor» (lo afirma como si perteneciera a la larga estirpe del gremio), que parece obsesionado por el mal que supone el uso de pantallas, y que sortea sus frustraciones sexuales acudiendo a locales de intercambio. Tanto Manuela Paso como Jorge Mayor me parecen desnortados para nuestra época tan secularizada. Los contemplo anticuados en las formas, inverosímiles, y creo que es lo más flojo de este espectáculo. Sigue leyendo

Anuncio publicitario

¿Que no…?

Jesús Cracio se atreve a dramatizar en el Matadero el peculiar libro de Raymond Queneau, Ejercicios de estilo

Que no - Foto de Jesús Ugalde
Foto de Jesús Ugalde

Me resulta muy satisfactorio que alguien haya tenido el atrevimiento de traer a colación —ya sería mucho para los tiempos que corren— el libro de Raymond Queneau, Ejercicios de estilo (1947), y que, encima, se haya lanzado a llevarlo a escena. El fracaso, desde luego, estaba garantizado; pero merecía la pena intentarlo hasta donde fuera posible y eso es una valentía. Primero, porque a ver dónde se encuentran hoy en día los apasionados (los frikis) de la retórica, de la literatura literaria, de los juegos de palabras con ínfulas estéticas, de los que se pirran por los espíritus lingüísticos haciendo de las suyas (acaban de reeditar Larva, de Julián Ríos, después de que llevara descatalogada ni se sabe). El formalismo hace tiempo que supone una boutade y como mucho nos encontramos a juguetones como el escritor y librero Carlos Frontera, quien tiene una ingenio inagotable (síganle, por favor) o Vicente Luis Mora, quien acaba de publicar una rara avis, Micronesia. Sigue leyendo

El curioso incidente del perro a medianoche

Álex Villazán logra una interpretación primorosa en la adaptación de esta novela juvenil

Foto de David Ruano

El éxito de la novela que publicó en 2003 el escritor inglés Mark Haddon se ha ido fraguando a fuego lento y ya es una de las lecturas obligatorias en cientos de institutos de España. Lo cierto es que se utiliza en ese sentido pedagógico tan habitual en nuestros días ―casi siempre tendente al adoctrinamiento y a la falta de crítica―; pero es de justicia valorar sus virtudes literarias; aunque su lector potencial sea el adolescente. Contamos con el punto de vista de un quinceañero afectado por un trastorno del espectro autista ―seguramente Asperger―, de esa minoría que brilla prodigiosamente por sus habilidades mentales; mientras fracasa irremisiblemente en las relaciones personales y en su propia autoconcepción. Por eso encontramos redundancias, obsesiones, listas de números, problemas que nadie se ha planteado, cuestiones matemáticas llevadas al extremo, memoria fotográfica y, todo ello, bajo la pátina de la novela de detectives; por lo tanto, también, con giros metaliterarios bien significativos (muchísimos materiales que en el texto aportan información suplementaria de todo tipo son retirados en su mayoría en la adaptación teatral). Sigue leyendo