Kingdom

La Agrupación Señor Serrano monta una performance insignificante para criticar al sistema capitalista desde la industria bananera

Pensar que en el mero collage y en el aparataje del teatro objetual más un programa de mano con proclamas de carácter teórico-político ya es suficiente como para elaborar una obra que trascienda los lugares comunes del pensamiento anticapitalista, es redundar en la vaciedad del arte conceptual. Recuerdo con verdadero deleite su proyecto A House in Asia, porque concentraban sus esfuerzos en dirimir la «verdad» en aquella famosa operación de captura sobre Bin Laden y sus consecuencias morales. Pero es que Kingdom me parece una pantomima que no focaliza, en absoluto, sobre los desafueros de la United Fruit Company o lo mecanismos de la tercera revolución industrial. La Agrupación Señor Serrano se dedica a hacer el gamberro durante poco más de una hora con su habitual parafernalia videográfica, para no ofrecer la más exigua crítica sobre aquello que, en teoría, quería enjuiciar. La máscara de la ironía posmoderna aquí se antoja cobardía, complacencia y satisfactorio divertimento (tanto para ellos como para ese público sin la más mínima preocupación por indagar en el trasfondo del asunto). Sigue leyendo

A House in Asia

En los tiempos de la postverdad la captura de Bin Laden se convierte en un relato con múltiples perspectivas de acceso

Foto de Nacho Gómez
Foto de Nacho Gómez

Un acontecimiento como el que nos presenta la Agrupación Señor Serrano en el Teatro de La Abadía únicamente puede valorarse desde los parámetros de la postverdad, elegida palabra del año por el diccionario Oxford de 2016 y que viene a denotar: «que algo aparente ser verdad es más importante que la propia verdad». Nada nuevo más allá del propio término, cualquier publicista y propagandista entiende cuál es su materia prima. No creo, desde luego, que con A House in Asia sus creadores pretendan alcanzar la verdad, algo que es manifiestamente imposible en los casos más relevantes de nuestro mundo actual. Su mirada artística es un acercamiento irónico a unos hechos que, pasado el tiempo, han marcado un hito sobre la credibilidad de los adalides de la libertad y, curiosamente, de la libertad de prensa, aquella que es atacada por el recién investido presidente y defendida por Meryl Streep en su famoso discurso en la gala de entrega de los Globos de Oro. La prensa, por cierto, que no ha conseguido demostrarnos qué ocurrió realmente con Bin Laden y que, sencillamente, quedó en entredicho considerando sagrada la actitud de Barack Obama. Sigue leyendo