Habrás de ir a la guerra que empieza hoy

Pablo Fidalgo Lareo recupera la historia de su abuelo, un exiliado de la Guerra Civil

Foto de Marta Pina
Foto de Marta Pina

Viene el montaje de Pablo Fidalgo Lareo avalado por la consideración del diario Público de Portugal como Mejor Espectáculo de Teatro en 2015. Habrás de ir a la guerra que empieza hoy es de esas obras que parece que necesitan la hiperrealidad, la hiperautenticidad, para que el monotema de la Guerra Civil española penetre en el oído de los compatriotas con aire renovado. Partimos de la propia contextualización que nos ofrece el dramaturgo en el centro de las tablas. Sostiene el libro «auténtico» del que parte todo, Papiro-zoo, de Giordano Lareo, su abuelo y, a la sazón, protagonista de lo que vamos a escuchar a continuación. Debe quedar claro que esta historia está basada en hechos reales. Guarda el folio que ha leído y comienza la función. Pero adelantemos el final, pues tampoco debemos considerarlo una sorpresa y, quizás, tampoco deberíamos considerarlo parte de la obra. El actor que interpreta el monólogo, se desenmascara y se convierte en el intérprete angoleño Cláudio da Silva, el «auténtico» Cláudio da Silva, que nos lee, folio en mano también, y en portugués, su penosa historia personal como exiliado. Este es el aparataje propio del arte conceptual. ¿Qué pasa si lo que nos cuentan es todo inventado? ¿Funciona la obra? ¿Somos capaces de disfrutarla, entenderla e, incluso, criticarla si no supiéramos estos hechos que pretenden comprometernos? Si lo tengo en cuenta, considero que quieren hipersensibilizarme y, además, lo consideraré más testimonio que expresión dramatúrgica; si retiro el prólogo y el epílogo (ahora mismo prefiero retirarlos de mi mente), entonces la función va como sigue, y su juicio también. Sigue leyendo